Final Teorías III

Final Teorías III gy Ailin-peirone cbenpanR 10, 2016 9 pagos Peirone, Ailin 1 6792 La historia que estudiamos y conocemos, es aquella que se construyó desde las clases altas. Los dominados, al ser reprimidos, no tienen los medios para registrar sus conocimientos y creencias. Es decir que existe una concepción aristocrática de la cultura ya que muchos investigadores consideran las ideas originales producto de las clases superiores, y su difusión entre las clases subalternas como un hecho de nulo interés.

El problema se acrecienta por el hecho de que la cultura de las clases subalternas es en ma ar parte oral, por lo anto los estudlos qu org son indirectos, ya qu or oral a lo escrito y por otro. son individuos de la interpretación. clases sociales e el pasaje de lo esta transcripción ue se produce una Ginzburg rompe con esta tendencia, y comienza a estudiar a las clases subalternas, aquellos grupos anónimos que fueron ignorados. El autor realiza una investigación que da lugar a los relatos de las clases oprimidas destacando el carácter productivo de estos grupos que han Sido silenciados por tanto tiempo.

El libro de Carlos Ginzburg que analizaré es titulado “El queso y los Gusanos” publicado inicialmente en 1976. En el texto, el autor realiza un análisis de la relación entre las difer Swipe to vlew next page diferentes culturas de la Europa preindustrial. Llega a la conclusión que existe una influencia recíproca entre cultura alta y cultura baja y que ya no se podía hablar de estás como compartimentos estancos. Para formular su hipótesis, el autor estudia el discurso de un molinero friulano (de la ciudad de Friuli) del siglo XVI, su nombre era Domenico Scandella, y lo llamaban Menochio, en su juicio de la inquisición.

A partir del análisis de ese discurso, Ginzburg intenta reconstruir el pensamiento de la cultura de las clases ubalternas. El título de la investigación “el queso y los gusanos” alude a la creencia del molinero, quien creía que el mundo se había originado de la misma forma que surgen los gusanos del queso, por generaclón espontánea. Menocchio era un autodidacta, un hombre de origen humilde que sobresalía por saber leer y escribir, tenía sus propias posturas y pensamientos, las cuales eran inquietantes para las personas a las que frecuentaba.

Estaba casado y era padre de siete hijos, sus actividades eran de molendero, carpintero, serrar, hacer muros, pero fundamentalmente trabajaba como molinero. El discurso del campesino expresaba una convergencia entre creencias de raíz campesina y de ideas de grupos intelectuales. Esta interacción hace que el autor destaque la propuesta de Bajting de “circularidad” y lo use para su propio trabajo, es decir, la influencia mutua entre las diferentes culturas.

Se produce u propio trabajo, es decir, la influencia mutua entre las diferentes culturas. Se produce una reciprocidad y se deja de ver a la cultura subalterna como un subproducto de la alta cultura. Menochio se apropiaba del conocimiento disponible y lo reelaboraba a partir de sus suposiciones. Es decir, que Menochio es un integrante de las clases subalternas que las representa, pero sus capacidades de lectura y escritura le permiten relacionarse con las clases dominantes y tener las herramientas para dar a conocer su punto de vista del mundo.

Ginzburg a lo largo de los capítulos del libro, describe que el molinero fue dando a conocer sus ideas con las personas que se relacionaba, lo que produce gran repercusion en el ámbito de la iglesia y de la cultura dominante que lo acusan de herejía y blasfemia. De esta forma, en el texto, el autor describe los dos procesos judiciales por los que pasa el molinero para defenderse e sus denuncias. La primera condena se efectúa el 28 de septiembre de 1 583, Menocchio es denunciado al Santo Oficio, acusado por su cosmovisión acerca del origen del mundo, por su refutación a la virginidad de Maria y la mortalidad de Jesucristo.

El molinero tenía la creencia de que el papa y los obispos, eran tan ricos que todo es de la Iglesia y oprmen a los pobres. Además, declaro que rechazaba los símbolos de la iglesia, incluso el bautismo, por ser invenciones de los hombres y servían como instrumentos de explotación incluso el bautismo, por ser invenciones de los hombres y servían omo instrumentos de explotación y opresión. Ginzburg expresa que “para Menocchio la jerarquía eclesiástica era la principal encarnación de la opresón”.

El molinero propone una religión distinta, donde todos son iguales, ya que dios está en todos los hombres. Menocchio había intentado difundir sus opiniones y argumentos, lo que fue denominado como grave por la cultura dominante ya que se creta que los temas de la fe no estaban al alcance de los molineros y zapateros y que solo podían discutir estos temas los clérigos. Ginzburg describe en el texto que las afirmaciones del ampesino eran conocidas por todo el pueblo, hace ya más de 30 años, pero que hasta el momento nadie lo habla denunciado.

El campesino se nutría de diferentes libros pero no se pueden considerar como fuentes, ya que Menocchio tenía una original clave de lectura, por lo tanto lo importante es la reinterpretación que efectúa. El molinero modificaba el sentido del texto escrito. Sus ideologías evidencian en pensamiento original y dan cuenta de que no se trata de una influencia apoderada de manera pasiva. Algunos de esos libros fueron : La Biblia en lengua vulgar, Florilegio de la Biblia, lucendario della Madonna, Lucendario de Santi, Historia del Giudicio, Cavalier Zuanne de Mandeville, Sogno del Caravio, El Decamerón, entre otros.

Ginzburg describe que uno de los textos que más influyo en Caravio, El Decamerón, entre otros. Ginzburg describe que uno de los textos que más influyo en Menocchio fue el Florilegio de la Biblia ya que le dio los instrumentos para expresar su visión del mundo y a desencadenar la curiosidad del molinero. Es importante destacar que la anterior lista de las lecturas de Menocchio está basadas en las breves referencias que hizo durante los interrogatorios, pero que no se dispone de una enumeración completa de sus libros.

Ademas, se trataba de libros que Menocchio podía tener a manos; no eran una elección consciente. Durante cuatro largos interrogatorios se enfrentaría a las objeciones del vicario, pidiendo perdón pero sin renegar nada. Esto harra que el Inquisidor, el vicario general y el alcalde queden sorprendidos ante un molinero que con tanta seguridad exponía sus propias ideas. Que un individuo de la clase subalterna llegare a formular ideas independientes tan distintas a las corrientes, pareció imposible a los inquisidores, por lo que se le insistía en que revelara el nombre de sus “compañeros”.

Menocchio comienza apartándose del relato del Genesis y de su interpretación ortodoxa, y afirma la existencia de un caos primordial. El autor explica que sus teorías eran transmitidas boca en boca, lo que hacia que se simplifiquen y deformen. por ejemplo la palabra “caos” fue sustituida por “al principio este mundo no era nada o su secuencia queso-gusanos-éngeles— santísima majestad-Di principio este mundo no era nada o su secuencia queso- gusanos-ángeles-sant(sima majestad-Dios el más poderoso de los ángeles-hombres se redujo a la de queso-gusanos-hombres- Dios el más poderoso de los hombres.

Menocchio rechazaba la creación del mundo gracias a la divinidad. Siendo sustituida por la creación espontanea de la vida que estaba fundada en la experiencia cotidiana del nacimiento de gusanos en el queso que explicaba el nacimiento de seres vivos Por lo tanto, la versión que ofrecía Menocchio era indudablemente más científica que la doctrina creacionista de la Iglesia sustentada sobre el Génesis. Menocchio sostenia además, que Cristo era simplemente un hombre. El campesino deseaba un mundo nuevo que era alcanzable con medios humanos.

El contexto del que surge Menochio está marcado por la nvención de la imprenta y la Reforma. Gracias a la primera dispuso las palabras para expresar las ideas y fantasías que sentía en su interior. Por otro lado, la Reforma le otorgo la audacia para tomar la palabra y comunicar sus propios sentimientos y opiniones al cura del pueblo, a paisanos y a los inquisidores. Con la Contrarreforma, en cambio, comienza una época de rigidez jerárquica, adoctrinamiento de las masas, la erradicación de la cultura popular y la marginación de las minorías.

Ginzburg plantea que existe un contraste entre los testimonios de los habitantes de Montereale y las actas del proceso. Una de las hipótesis testimonios de los habitantes de Montereale y las actas del proceso. Una de las hipótesis es que el molinero presentaba a los paisanos una versión simplificada. Por el contrario la versión más compleja, la reservaba para las autoridades religiosas Los interrogatorios terminaron el 12 de mayo.

Unos días después, el molinero envió a sus jueces una carta en donde pedía perdón por sus errores, exclamo ‘Yo confieso haber pensado y creído y dicho lo falso y no la verdad, y así he dicho mi opinión, pero no he dicho que fuera verdad”. En el escrito afirma que siempre a vivido como buen cristiano, aunque reconoce haber violado los mandamientos de dios, declara que el origen de esta contradicción está en el falso espíritu que le ha inducido a creer y decr lo falso, señala las causas por que dios ha querido que sea encarcelado, implora perdón a los jueces y señala los orígenes de sus propios errores.

El mismo día en que envía la carta, se reunían los jueces para emitir la sentencia que se caracterizó por su extensión que fue cinco veces más larga que otra, lo que evidenciaba la importancia que le atribuyeron los jueces al caso de Menocchio. Los consejeros subrayan que Menocchio abía puesto en peligro la fe y que había que mantener a los campesinos de Montereale a salvo de doctrinas tan peligrosas. por este motivo, Menocchio estuvo privado de su libertad en la cárcel de Concordia durante casi dos años. En enero de 1 586, su hijo Ziannuto su libertad en la cárcel de Concordia durante casi dos años.

En enero de 1 586, su hijo Ziannuto presentó en nombre de los hermanos y de la madre una súplica al obispo Matteo Sañudo y al inquisidor de Aquileia para que lo liberasen, la misma logró que su sentencia fuese transformada. Menocchio fue condenado a retractarse sobre sus ideas y a llevar de por vida n “hábito”, y obtuvo como beneficio volver a ocupar su puesto en la comunidad. Lo llamativo, es que a pesar de las grandes repercusiones , Menocchio volvió a sostener las antiguas opiniones y su fama trascendió los límites del pueblo y sin que este lo sepa, el Santo Oficio volvió a investigarlo.

A finales de junio de 1599, Menocchio fue arrestado, ya habían transcurrido más de qunce años desde la primera vez que Menocchio fue interrogado por el Santo Oficio. En el interrogatorio explicó que había cumplido las penitencias impuestas, pero cuando le preguntaron si había vuelto a tener udas sobre las cuestiones por las que le habían condenado, no supo mentir, pero se excusó diciendo que nunca había enseñado el mal. Menchochio fue declarado culpable por unanimidad.

Previo a su muerte, se dictaminó que fuera sometido a tortura para arrancarle los nombres de sus cómplices, pero no pudieron conseguirlo. Ginzburg da a conocer en su texto otros casos para consolidar la hipótesis de la cultura subalterna que expone. IJna de esas historias es la de un aldeano con el pseudónimo de S la cultura subalterna que expone. Una de esas historias es la de un aldeano con el pseudónimo de Scolio, quien habló de sus ropias visiones en un extenso poema de argumento religioso y moral.

Ginzburg destaca que las analogías entre Scolio y Menocchio son evidentes y que el elemento decisivo procede de un estrato común de tradiciones, mitos, aspiraciones transmitidos oralmente de generación en generación. La diferencia es que en el caso de Menocchio, se percibe una actitud libre y agresiva; y Scolio se caracterizaba por una posición más cerrada. Otro de los casos que se identifica más con la figura de Menocchio es la de otro molinero, Pellegrino Baroni, llamado Pighino, quien negaba la intercesión de los santos, la confesión, os ayunos prescrptos por la Iglesla.

Como conclusión se puede constatar que la investigación de Ginzburg esté sustentada en una hipótesis compleja de las relaciones entre las culturas dominantes y la cultura de las clases subalternas. Ginzburg señala que existen múltiples historias de personas de la cultura subalternas que produjeron grandes cambios en la historia pero que estos vivieron y murieron sin dejar huellas, y que quizás nunca se sepa nada. Es por ello que un caso limite como el de Menocchio es tan importante para entender las creencias y los modos de vida que conformaban su estrato social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.